Compartir

Notas de prensa

10 Mar 2021

Abertis cierra un ejercicio 2020 marcado por el crecimiento internacional y los efectos del COVID-19

Abertis cierra un ejercicio 2020 marcado por el  crecimiento internacional y los efectos del COVID-19

• El impacto del COVID-19 ha afectado al tráfico, que cierra el año con una disminución del -21%. El tráfico de vehículos pesados desciende sólo un -6%.

• La diversificación internacional, con varios países resilientes, aplaca la caída general del tráfico, que se ha recuperado gradualmente durante la segunda mitad del año en los principales países.

• El EBITDA se sitúa en 2.628 millones de euros (-23% comparable).

• Inversiones por valor de 2.583 millones de euros, dedicados en su mayor parte a las adquisiciones de RCO en México y ERC en EE.UU., que demuestran la capacidad de la compañía para seguir creciendo e incorporando nuevos activos con sólidas perspectivas de futuro.

• Abertis tiene una sólida posición de liquidez de más de 7.500 millones de euros y ha demostrado un fuerte acceso al mercado a lo largo del año con la emisión de 4.000 millones de euros en bonos.

• El Consejo de Administración ha convocado Junta General de Accionistas para el 20 de abril y propone el pago de un dividendo de 601 millones de euros a finales de abril.

En 2020, Abertis ha completado un ejercicio que, a pesar de los efectos de la pandemia provocada por el COVID-19, también ha estado marcado por el crecimiento internacional. Durante el año, se han cerrado dos grandes operaciones, una en Estados Unidos y otra en México, lo que demuestra la capacidad de la compañía para seguir creciendo e incorporando nuevos activos con sólidas perspectivas de futuro y larga vida concesional.

En el primer semestre del ejercicio, Abertis cerró la compra del 53%, por un importe de cerca de 1.500 millones de euros, de Red de Carreteras de Occidente (RCO), uno de los mayores operadores de autopistas de México. Esta red viaria conforma el principal eje vertebral en la región centro-oeste del país, conectando el sus dos mayores ciudades, Ciudad de México y Guadalajara.

Asimismo, a finales de diciembre, Abertis adquirió Elizabeth River Crossings (ERC), que gestiona dos túneles y una autopista en el Estado de Virginia (Estados Unidos). Abertis desembolsó 585 millones de euros por la participación del 55,2%. Esta operación supone la entrada de Abertis en el sector concesional de Estados Unidos. Se trata de unos magníficos activos que han mostrado una gran resiliencia durante la pandemia.

Ambas operaciones demuestran la capacidad de Abertis para gestionar de forma eficaz su cartera de concesiones, sustituyendo las concesiones que finalizan por nuevos activos en nuevos países que pueden servir a su vez de plataforma para abordar posibles nuevas operaciones en estos países, contribuyendo al alargamiento de la vida media del negocio.

Impacto en el tráfico

A causa de la pandemia, y como consecuencia de las restricciones a la movilidad impuestas en los diferentes países, la actividad del Grupo ha sufrido una caída durante el ejercicio. El tráfico de las autopistas ha cerrado el año con una disminución del -21%, lo que representa una significativa recuperación en el segundo semestre del año respecto a los niveles mínimos del mes de mayo de 2020, cuando se alcanzó una caída cercana al 60%.

No obstante, si bien se han registrado destacadas pérdidas de tráfico en los vehículos ligeros (-25% en el ejercicio), el transporte de vehículos pesado se ha visto menos afectado (-6%).

En general, la diversificación geográfica del Grupo ha permitido aplacar el impacto de la caída del tráfico. Europa es el mercado donde más ha caído el tráfico -especialmente en España e Italia (con un descenso del 31% y del 28%, respectivamente)-, mientras que en América ha sido significativamente menor, especialmente en países como Brasil o México significativamente menor (-7% y -12%, respectivamente).

Cuenta de resultados

La caída del tráfico ha marcado significativamente los resultados del Grupo en el ejercicio, que también se han visto impactados por los cambios en el perímetro, entre ellos la consolidación de RCO durante 8 meses, el vencimiento de la concesión de Aumar en España, y el efecto del tipo de cambio (ERC no contribuyó durante el año 2020 debido a que la adquisición se cerró a finales de diciembre).

Abertis ha cerrado el año con unos ingresos de 4.054 millones de euros, un -18% en términos comparables. Por su parte, el Ebitda se ha situado en 2.628 millones de euros, un -23% en términos comparables. El 74% del Ebitda de Abertis procedió en 2020 de fuera de España. El mercado francés es el mayor para el Grupo (37% del Ebitda), seguido de España (27%), Chile (11%) y Brasil (9%).

Por su parte, el resultado neto del ejercicio se sitúa en -392 millones de euros, frente a los 352 millones de euros del ejercicio 2019, debido principalmente a la menor actividad por el impacto del COVID-19.

Acciones de mitigación del impacto del COVID-19

Todas las concesiones del Grupo Abertis se han mantenido operativas durante la pandemia por tratarse de un servicio esencial. Para ello, el Grupo ha llevado a cabo el despliegue y seguimiento de medidas excepcionales, de acuerdo con los protocolos de seguridad y salud, para asegurar la continuidad de las operaciones para sus colaboradores y usuarios.

Adicionalmente, se ha monitorizado la situación financiera en cada una de las diferentes unidades del Grupo para asegurar el cumplimiento de los diversos compromisos financieros en los países y se ha llevado a cabo un plan de acciones mitigantes encaminadas a reducir el impacto a causa de la pandemia, basadas en eficiencias en costes, priorización de inversiones, refinanciación de la deuda a corto plazo y el mantenimiento de una fuerte liquidez.

Abertis está implementando medidas en todas sus concesiones para mitigar el impacto del COVID mediante reducciones de opex (143 millones de euros) y refaseando el capex (299 millones) con el fin de fortalecer la liquidez del Grupo.

Inversiones

La inversión total del Grupo en 2020 ha ascendido a 2.583 millones de euros, frente a los 670 millones de euros invertidos en 2019. La mayoría de la inversión realizada en 2020 corresponde a las operaciones de crecimiento de RCO en México (1.521 millones de euros) y ERC en Estados Unidos (585 millones de euros). La inversión orgánica se sitúa en 397 millones de euros, destinados principalmente a la ampliación de la capacidad de las autopistas en Brasil (174 millones de euros) y en Francia (132 millones).

Gestión financiera activa y balance

A pesar de la pandemia, el Grupo ha demostrado un fuerte acceso al mercado a lo largo del año con la emisión de 4.000 millones de euros en bonos. Abertis tiene una sólida liquidez de más de 7.500 millones de euros a nivel de Grupo a 31 de diciembre, sin vencimientos materiales de deuda antes de 2023 en Abertis Infraestructuras.

El Grupo cuenta con una estructura financiera saneada, con un elevado vencimiento medio de la deuda (6,3 años a cierre de 2020 frente a 5,6 años a cierre de 2019). Un elevado porcentaje de deuda es a tipo fijo o fijado a través de coberturas (un 78% al cierre de 2020 frente a un 75% al cierre del ejercicio 2019). La deuda financiera neta consolidada de Abertis alcanzó en diciembre de 2020 los 23.971 millones de euros. El coste de la deuda se sitúa en el 3,3%.

En 2020, Abertis Infraestructuras ha realizado dos emisiones de bonos: una de 600 millones de euros en enero, con vencimiento en febrero de 2028, con un cupón del 1,25%, y otra de 900 millones de euros en junio, con vencimiento en marzo 2029 y con un cupón de 2,25%.

Asimismo, en noviembre la compañía emitió su primer bono híbrido de 1.250 millones de euros, dentro de la nueva política financiera, incluyendo un programa para emitir bonos híbridos por un total de 2.000 millones de euros. Este programa se ha completado en enero de 2021 con la emisión de otro bono híbrido por valor de 750 millones de euros.

La nueva política financiera anunciada en 2020 (el pago de un dividendo de 600 millones de euros en 2021 y 2022, y la emisión de 2.000 millones de euros en bonos híbridos) está diseñada para proporcionar margen adicional a Abertis para proteger los niveles de rating actuales (BBB- por Standard & Poor’s y BBB por Fitch), y continuar el proceso de crecimiento del perímetro de la compañía.

Los activos totales a 31 de diciembre de 2020 alcanzan los 46.558 millones de euros, lo que supone un incremento del 9% respecto al ejercicio 2019, principalmente, por el impacto de la integración de los negocios de RCO y ERC.

El patrimonio neto consolidado ha alcanzado los 8.614 millones de euros, un 10% superior al existente al cierre del ejercicio 2020, que se ha visto afectado principalmente por los impactos derivados de las adquisiciones de RCO y ERC, y la emisión de bonos híbridos.

Acuerdos del Consejo de Administración

El Consejo de Administración de Abertis, reunido ayer, ha convocado la Junta General de Accionistas, que se celebrará el próximo 20 de abril. El Consejo ha decidido, siguiendo la política establecida, proponer a la Junta el pago de un dividendo a cuenta de 2020 por un importe total de 601 millones de euros, en línea de la política financiera acordada en noviembre de 2020 que establece este máximo anual para 2021 y 2022.

Desarrollo previsible para 2021

En base a la actual evolución del tráfico, afectado por las medidas de restricción, y en relación con el progreso en la vacunación contra COVID-19, asumiendo una relajación gradual de las restricciones durante el año, las estimaciones preliminares y análisis de sensibilidad indican una mejor evolución en 2021 con respecto a 2020, aunque sin recuperar totalmente los niveles pre-COVID vistos en 2019.

Asimismo, la compañía mantendrá las acciones de mitigación del impacto del coronavirus.

En cuanto al crecimiento, la compañía continuará explorando nuevas oportunidades que puedan surgir de desarrollo tanto orgánico como inorgánico, trabajando en nuevos proyectos sobre la base de activos existente, mediante inversiones a cambio del alargamiento concesional o incrementos tarifarios; y trabajará en la integración de los negocios adquiridos en México y Estados Unidos.

Respecto a la gestión financiera, Abertis continuará refinanciando proactivamente su deuda, protegiendo la liquidez y optimizando los costes financieros.